Blogia
EL BOCIGANO

LA DISMINUCIÓN DE LA POBLACIÓN

LA DISMINUCIÓN DE LA POBLACIÓN

Desde 1950, Bocígano ha sufrido, al igual que muchos municipios rurales de España, una emigración de sus habitantes jóvenes.

Esta emigración se debía a varios factores que ahora no analizaré con detalle. Que si la ciudad atraía a los jóvenes, que si deseaban empleos más remunerados, que si no querían trabajar el campo...

En 1960, en Bocígano se alumbraban con candiles porque no había electricidad. Tampoco había agua corriente en las casas, se conformaban con ir a recogerla a la fuente. Sus habitantes siguieron así hasta 1980.

Mientras que en la mayoría de los pueblos la electricidad se instaló hacia 1920, en Bocígano no se puso hasta 1981. Imagínense la diferencia de nivel de vida de cualquier pueblo con energía eléctrica y Bocígano sin posibilidad de conservar los alimentos en un frigorífico, ahumándose con los candiles por las noches y sin agua corriente, con los consiguientes problemas de higiene.

¿Se hubiera frenado el proceso de emigración si se hubiese dotado al pueblo de mejores servicios en la decada de los 60?. Quizá sí, aunque siempre es arriesgado hacer hipótesis con respecto a qué hubiera pasado si.....

Lo realmente triste es ver la degradación de la demografía en Bocígano en éstos últimos 50 años. El número de habitantes decrece de una forma espantosa y parece que el pueblo va a desintegrarse. Todos los municipios rurales sufrieron en mayor o menor medida, pero El Bocígano y otros parecidos padecieron un varapalo bastante fuerte, llegando incluso algunos a despoblarse en la parte del Ocejón, a pocos kilómetros.

Efectivamente, Bocígano no se llevó la peor parte. Pueblos aún más internados en las montañas como Peñalba y Cabida quedaron aún más aislados. Otros, ya en la parte de la zona de los "pueblos negros" como La Vihuela, Corralejo y Roblelacasa, quedaron literalmente vacíos, habiéndose recuperado hoy día afortunadamente, excepto La Vihuela.

El montañero Jesús García Perdices, conocedor de ésta zona, nos habla de ésta manera tan triste al ver las ruinas de Roblelacasa en 1977:

"Esas chimeneas ya sin humo; ésas torres sin campanas son como dedos acusadores que nos señalan con dolor".

Los motivos de emigración obedecen a casos e historias muy particulares, pero, es sabido que el potencial ganadero de ésta comarca era muy fuerte. Los vecinos del cercano "pueblo negro" llamado Majaelrayo echan en algunos aspectos la culpa a los planes de reforestación de la zona que dieron al traste con la actividad ganadera y tuvo que irse mucha gente, pero el motivo fundamental del abandono de pueblos es el conocido fenómeno que impulsó a muchos a irse a otros lugares sobre todo a partir de la década de 1960.

Bocígano, afortunadamente no llegó a quedarse vacío, pero perdió el 90 por ciento de sus habitantes en treinta años. Todo el esfuerzo de siglos que había costado levantar el pueblo, ahora se venía abajo en solo tres décadas. Los que se fueron se asentaron en pueblos y ciudades mayores. Alcalá de Henares, Azuqueca, Getafe, Majadahonda...

No todos se convirtieron al modo de vida urbano. Hubo quienes se marcharon de Bocígano con sus ovejas y siguieron siendo ganaderos en otras localidades.


Evolución de la población de El Bocígano:

AÑO

HABITANTES

1769

1850

1990

1940

1950

1955

1960

1965

1994

332(1)

290

279

202

190

200

169

102

7(2)

(1) Más Bustar y Pinarejo

(2) Los días festivos y vacaciones regresan oriundos y visitantes y la población aumenta notablemente

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres